Carta a votantes del PSOE y al resto, también

Carta a votantes del PSOE

Votar no es inocuo, votar tiene consecuencias. Creo que votar con responsabilidad es muy importante y también creo que lo hemos hecho de manera irreflexiva en estas últimas ocasiones. Cada cual vota lo que en conciencia considera mejor pero a veces, es tan evidente ¡lo que NO hay que votar…!. En fin, tenemos exactamente lo que nos merecemos. ¡Disfrutemoslo!

Estimados votantes,
como ya he manifestado en alguna ocasión, una vez, también voté al Partido Socialista. Fue a Felipe González, que, a pesar de sus luces y sus sombras, me sigue pareciendo un extraordinario político. También he manifestado, que he votado a PP, Ciudadanos, partidos verdes, votado en blanco, me he abstenido e incluso voto nulo (muy mal hecho, lo se). He hecho todos esos cambios en mi intención de voto porque a medida que iba conociendo a unos y a otros, me parecía que debía ir cambiando también el sentido de mi voto.

Estoy segurísimo que los votantes de Partido Socialista, han votado en las últimas elecciones con la misma buena y sana intención que lo he hecho yo en éstas y en todas las anteriores, buscando apoyar alguna ideología concreta o intentando llamar la atención de mi descontento con unos u otros. Pero, una pregunta, ¿los votantes del PSOE, habéis votado esto?, ¿lo que tenemos?, ¿lo que nos espera?. Sinceramente, no me lo creo, no creo que nadie con sentido común haya votado esto a sabiendas, no me lo creo.

Mas bien, creo que nos está sorprendiendo a todos el devenir de los acontecimientos, que nos estamos quedando todos estupefactos de lo que está ocurriendo en estos últimos días y horas. Me temo que muy poca gente ha votado esto, creo que la gente ha votado socialista porque creía que los postulados históricos del partido son los más idóneas para el país, que sus políticas son las más adecuadas para el beneficio de todos. Yo puedo compartir algunas y estar en desacuerdo con otras pero entiendo que es un partido absolutamente democrático y legítimo que además, garantiza la alternancia política de España (tan necesaria en democracia) y garantiza la unidad de todas las regiones de España. Esto que he dicho y lo que tenemos ahora, ¿se parecen en algo?, esto que tenemos, ¿es lo que habéis votado?. No me lo creo.

Por favor, se lo digo a todos los votantes de España, voten lo que voten, ¡por favor!, tengamos mucho cuidado con lo que votamos, no es un trámite, no es un paseo el domingo, es muy importante, importantísimo y a la vista está de las consecuencias si no se tiene el suficiente cuidado. Con nuestro voto, podemos levantar o destrozar países, no pasa nada por votar otra cosa si “el nuestro” no es lo mejor en ese momento, es muy sano castigar a los “nuestros” para hacer que reflexionen y se regeneren o se depuren. España en este momento, necesita más calidad de políticos, pero, sobre todo, más calidad de voto, tenemos que ser más rigurosos y exigentes con los políticos que roban, malversan o mienten. No vale decir que yo soy de izquierdas o derechas o centro y voto obligatoriamente a los míos. Eso no vale. Si los “míos” AHORA no me gustan, NO LES VOTO, ¡coño!.

Yo he castigado a los “míos” por hacer cosas muy feas o cosas que no me parecían correctas y espero que cambien sus conductas o no les volveré a votar, en eso consiste la democracia. Aunque sean ideologías de nuestra “cuerda”, a veces, no están representado el pensamiento y la esencia de nuestro partido o ideología. A veces, no debemos votarles a los nuestros, a veces es un grave error. ¿De verdad que los votantes del Partido Socialista habéis votado que queréis que nuestro gobierno (el de todos), dependa de los deseos de comunistas-populistas de extrema izquierda, presidiarios, delincuentes sediciosos, fugados de la justicia y ex terroristas y pro etarras?. ¿De verdad, en serio?, repito de nuevo, NO ME LO CREO.

Veamos, para empezar, hay 10 millones y medio de españoles que les importa un carajo la política y no votan. Éstos presumen de estar por encima del bien y del mal, diciendo displicentemente, “ah, yo no voto, a mi no me interesa la política”. Muy bien, cojonudo, pero si lo que voten los demás, arruina tu país o lo destroza socialmente, te va a arruinar a ti también y lo mismo te empieza a interesar esto de participar en las votaciones.

Por otro lado, estamos los que votamos, nosotros cumplimos con nuestra obligación, pero descuidamos un aspecto importante, votar con lógica, con la razón y no con la pasión o el sentimentalismo ideológico.

Fijaros a lo que nos ha llevado nuestra última “¡actuación magistral!” como votantes, resulta que los partidos políticos con los que el futuro gobierno tiene que ponerse de acuerdo y aceptar sus exigencias si quiere gobernar son:

  • un partido secesionista (independentista) cuyo líder está condenado y en la cárcel por sedición, o sea, por desobedecer las leyes y vulnerar nuestra constitución, esa que todos debemos cumplir menos estos tíos. Un partido que su único objetivo en la vida es DESTRUIR la España que tenemos y darnos una patada en el culo a todos los españoles y a nuestro “bache en el ADN” según asegura un conocido Nazi. Pues bien, a estos les ha votado el 2,5% de la población votante española, ósea, 870 mil personas, es decir, el 1,85% de la población española TOTAL. Esta ridícula cantidad de ciudadanos, va a condicionar, mediatizar, imponer y decidir las cuestiones que nos afectan a 46 millones de personas, a las que odian profundamente.De verdad, si los españoles somos un poco más tontos, nacemos ovejas (con perdón para las ovejas, no quiero que el PACMA, se moleste conmigo).
  • Otro partido que se abstendrá a cambio “de algo” que ya iremos sabiendo, que está a favor del terrorismo o al menos, no lo condena, o por lo menos el suyo no, que desciende de un partido que tenía a sus espaldas 850 asesinatos de personas que simplemente no pensaban como ellos y por eso debían morir, a estos angelitos, les han votado unas 370 mil personas, ósea el 1,1% de la población votante, es decir, el 0,78% de la población total española. (Uff, ¿hay tantos para los que la vida de los demás no significa nada?, ¡¡joder!!, esto si que acojona más aun).
  • Y por último, (aunque hay más), tenemos al socio preferente, que se declara Partido Comunista. Un partido de extrema izquierda, populista en sus postulados, que apoya regímenes autoritarios donde la escasez, ruina y la ausencia de democracia, es la norma. Donde están, traen miseria y pobreza, esto no es una opinión, es un dato fácilmente constatable, la historia y la realidad es la que es, no es ideología. Pues bien, a estos, les han votado unos 3 millones de personas, ósea, casi el 13% de la población votante, es decir, el 6,39% de la población total española.

En total, tenemos a 4,2 millones de personas, el 8,9% de la población representada por 3 partidos, que, de una forma u otra, desean desmembrar España, destruir el estado de derecho, las instituciones y sumir a nuestro país en la más oscura, bochornosa y nefasta etapa de la era democrática española.

Los intereses de la mayoría serán aplastados por un grupo de personas que no representa ni el 10% de los españoles. ¿¡Que mierda hemos votado!?.

Por otro lado, estaría el bloque que se ha dado en llamar “constitucionalista”, que representan a más del 80% de la ciudadanía (salvo algunas deshonrosas excepciones), que acepta encantada la dictadura de la mínima y ridícula minoría. El respeto a las minorías se ha convertido en la peor de las dictaduras, lo hemos permitido, vuestro líder, en su enfermiza carrera por ser presidente, lo ha conseguido junto con la trup de “intelectuales” que le acompañan. Lo vamos a disfrutar. ¡Genial!.

¿Es esto lo que el votante socialista quería?. Pues si es eso, ¡Enhorabuena!, pero…

¡No me lo creo!.

Espero que nuestros valientes y aguerridos barones socialistas, con su actitud lanar y pastueña, hayan comprado existencias suficientes de “vaselina”, la vamos a necesitar todos, aunque, unos más que otros, porque ellos, mientras sigan en su coche oficial y con los sueldazos que tienen, seguirán balando como de costumbre. Les tienen más miedo a su líder que a sus votantes.

Me quiero bajar, pero, no puedo, es mi país, es España, el mejor país del mundo a pesar de algunos.

Una cosita mas…
“Cuidado con los votos o las abstenciones, que… a veces, ¡los/las carga el diablo!.”

Con afecto y todo el respeto

Sinclaire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: