Mayoría psicosexual, ¿edad?

Mayoría psicosexual (edad)

No es nada fácil interpretar, qué es justo o correcto y qué no lo es en este asunto tan espinoso, pero recientemente hemos visto casos en España que te hacen pensar sobre ello y por eso me decidí a escribir esta reflexión. Tengo mis dudas de si estaremos haciendo las cosas bien en este asunto.

¿Consideráis que una sociedad como la argentina, está depravada desde el punto de vista sexual?, o la sociedad boliviana, o la brasileña?.

¿Pensáis que los valores morales desde el punto de vista sexual para con los menores de la sociedad chilena, o colombiana,o costarricense, o cubana, son inferiores a los nuestros?.

¿Tenemos los españoles una moralidad sexual superior a los habitantes de:

Ecuador, El Salvador, Honduras, Méjico, Panamá, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Albania, Alemania, Andorra, Austria, Bosnia, Bulgaria, Estonia, Hungría, Italia, Liechtenstein, Macedonia, Portugal, San Marino, Serbia, Croacia, Francia, Polonia, Rumania, Grecia, Republica Checa, Suecia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Islandia o Mónaco?

Veámoslo de otro modo, ¿somos nosotros unos retrógrados puritanos para todos estos países?.

También podemos enfocarlo así, ¿somos los españoles unos degenerados sexuales para los ciudadanos de los siguientes países?:

Haití, Republica Dominicana, Chipre, Irlanda, Malta, Turquía, India?. ¿Somos unos pervertidos para los habitantes de zonas como Australia del Sur, Tasmania, Sinaloa, Veracruz, Colorado, Illinois, Luisiana, Misuri, Nebraska, Nuevo México, Nueva York, Texas, Wyoming, Arizona, California, Delaware, Idaho, Dakota del Norte, Oregón, Tennessee, Utha, Virginia, Wisconsing, Pensilvania.

Es evidente, que la moral va por barrios. Cada sociedad entiende según sus costumbres, criterio o sensibilidad moral, cual es la edad razonable para que se produzca un consentimiento sexual con garantías de ser “consentimiento” y no acoso, abuso o violación.

En la extensa lista de sociedades que he enumerado anteriormente, encontramos que las edades legales para el consentimiento sexual son inferiores o superiores a los 16 años. Esto significa que lo que en España podría ser un delito de acoso, abuso o violación, en Hungría, en Suecia, Dinamarca o Mónaco (por poner algún ejemplo), no lo es.

Y viceversa, lo que en España no constituiría delito, en gran parte de EEUU, o Irlanda, estaría castigado fuertemente.

¿A dónde quiero llegar?, pues es evidente, a que este asunto es subjetivo, es un convencionalismo legal cuya base es la apreciación subjetiva del legislador de turno.

Entiendo que tan válidas serían las razones de los legisladores de los distintos países, para establecer “edad de consentimiento sexual.

La ley está para cumplirla y nos gusten más o menos, son las leyes que tenemos y hay que cumplirlas, por tanto, cada país decide que es y que no es delito (la ONU podría sacarse las narices del culo e intentar proponer algo general), pero por lo que parece, la verdad sobre este tema, no la tiene nadie, es absolutamente subjetiva. Y digo esto porque, en estas cuestiones tan delicadas, no deberíamos regirnos por parámetros tan rígidos como una fecha concreta, quiero decir, que un individuo puede ser de hecho, más o menos inmaduro que otro y su fecha de nacimiento no les iguala, solo es orientativo.
La madurez “psicosexual” de cada individuo es muy variable y por tanto, deberíamos tratar este asunto de otro modo.

Hay personas con 15 años muy maduras y personas con 30 absolutamente idiotizadas. Por tanto, al menos en este caso, la edad de consentimiento sexual, debería ser establecida para cada caso en función de un estudio sicológico-pericial, cuando se aprecia la existencia de un delito. Es más, llegamos al absurdo de que estar el jueves (de manera consentida) con una niña de 15 años y 364 días, puede conllevar 15 años de cárcel y eso mismo el viernes, ser perfectamente legal.

No sé, parece que este tipo de delitos deberían ser juzgados con otros criterios y no con los estrictamente matemáticos. Mas aún, cuando vemos lo que he mostrado al principio de esta reflexión, que los parámetros que usamos (fechas de nacimiento) son absolutamente subjetivos y dependientes de cada país o región.

En estos últimos tiempos, hemos visto como han proliferado las famosas “manadas”, que ya su nombre, da asquito. Comenzamos la detestable moda, con la famosa manada de Pamplona. Sin profundizar demasiado, tras leerme la sentencia, conocer los precedentes de los individuos en cuestión (denunciados por otra violación), algún hurto de uno de los integrantes de tan repugnante grupo y ver los videos que colgaban en las redes sociales, o hasta robarle el móvil a la pobre chica, incluso para un profano, parece que no hay duda, “blanco y en botella” y lo bueno de todo esto es que, para el Tribunal Supremo de España, TAMBIEN está muy claro. El TS entendió que, “la manada actuó con pleno conocimiento de que la víctima no consintió”. 5 tíos violaron a una mujer de 18 años condenándoles a 15 años de prisión. Salvo unos pocos, el resto de la sociedad entendemos y estamos de acuerdo con la sentencia.

Pero, después de varios desgraciados episodios de otras manadas, remedando la “gesta” de los individuos de Pamplona, llegamos al caso de los de “La Arandina”.

Al parecer 3 chavales mantienen relaciones sexuales con una menor de 15 años y finalmente son condenados a 38 años de cárcel cada uno por ser todos mayores de edad.

Dicho así, parece que estamos ante otro desgraciado caso de “manada” abusando de una chica, menor, usando su fuerza física y aprovechándose de ser 3 el número de integrantes. La diferencia, entre otras, es que les sentencian (todavía no en sentencia firme por el TS) a ¡38 años de cárcel!, 38.

Esto, hace que muchos españoles que veíamos este caso como una burda imitación de sus desgraciados predecesores, miremos con más atención el caso y nos sensibilicemos con la historia.

Los que tenemos hijos, deseamos lo mejor para ellos, pero si mi hijo comete una violación, que lo pague, repito, ¡que lo pague!. De igual modo, si condenan a mi hijo por estar con una chica menor, a 38 años de cárcel, entonces, mi opinión cambia radicalmente, empiezo a pensar que la victima de este caso es mi hijo. Hay gente que ha descuartizado a sus hijos o los ha quemado en una hoguera por solo 2 años más de cárcel. Hay tíos que han matado a otro por exhibir unos tirantes con la bandera española y no llegó a 5 años la pena. El pájaro, dejó tetrapléjico a un policía años antes y una conocida alcaldesa, financió un video ensalzando la inocencia del individuo, ¡acojonante!.

Retomando el asunto, en el año 2015, el PP propone cambiar la ley que fijaba la edad de consentimiento de los 13 a los 16 años y algunos grupos de izquierdas, mostraron sus reticencias y disconformidad en cambiar dicha ley, pero curiosamente, parecen ahora los más aguerridos defensores de la “inmadurez psicosexual” por debajo de 16, ¡Curioso!.

Entre estos aguerridos y valerosos paladines, hay una periodista de una conocida cadena de televisión, que cuando habla de la sentencia del grupo de “La Arandina”, parece que se le va la vida en defensa de la pena impuesta. ¡38 años! de cárcel!. Esta señora y un grupo de correligionarios, demuestran un postureo desmedido, cayendo en actitud impostada y falso buenismo cuando aplauden hasta con las orejas que condenen a 38 años de cárcel a 3 chavales que han cometido un delito, sí, y pagarán por ello, sí, pero ¿¡38 años de cárcel!?.

Sabemos que estar con una menor, conlleva delito de cárcel y el que no lo tenga claro, que pague por ello, pero, cuando condenan a un chaval por estar un rato con una chica

– que parece ser la más interesada en que no se sepa lo ocurrido (¡raro!)

– que presume de haber participado del hecho entre su círculo de amistades (¡raro!)

– que cuenta en esos mismos círculos privados que se inventará lo que sea necesario si se llega a saber (¡raro!)

– que después de la “violación” mantiene voluntariamente relaciones con uno de ellos (¡raro!).

– que según algunos whastsap podría haber estado el día anterior en la misma casa y en idénticas circunstancias pero, eso no lo denunció (¡raro!).

– que días antes envió a través de whastapp fotografías en ropa interior a uno de los acusados.

– que en el móvil tenia una carpeta con anotaciones de otras relaciones sexuales e incluso con los mismos acusados días después.

Esto, no invalida que los hechos ocurrieran y no exime de responsabilidad, pero si despeja y ayuda a entender el escenario en que se produjeron.

Por fortuna, no soy juez, porque me quedaría a cuadros. ¿Qué se hace en un caso así?, ¿condenarles a 38 años de cárcel?.
¡¡joder!!, no la han matado, no la han torturado, no la han forzado, y no tenía 8 años, tenía 15, a pocos meses de alcanzar la mayoría legal. Han cometido un delito contra nuestro ordenamiento jurídico, que es mantener relaciones sexuales con una menor y eso está tipificado y no hay nada que discutir, que la justicia actúe, pero ¡¿38 años!?.

Parece que hay demasiadas cosas raras, no sé si se llaman atenuantes o eximentes o como se llaman, pero el sentido común y la lógica, dicen que ¡claro, claro, lo que se dice, claro!, no es. Por tanto, sin descargar de responsabilidad a quienes parece que la tienen, no sé si sería pertinente e incluso, justo, tener en cuenta esas pruebas que en un principio se han excluido de la causa (atendiendo al criterio del juez de turno) y que delatan una realidad distinta a la que nos han contado hasta ahora.

Por último, me parece abismal la diferencia entre lo de Pamplona y lo de La Arandina, no por la cuantía en años de la sentencia, que es obvio y sé que es por una dejación de derechos de los abogados de la acusación en el caso de pamplona, sino por las circunstancias aparentemente muy diferentes de los dos escenarios. En el primero, no parece que haya demasiadas dudas de que hubo violación, mientras que, en el segundo caso, no parece que haya demasiadas dudas de que no la hubo. Lo cual no les exime de su responsabilidad por trasgredir una norma fundamental que es “mantener relaciones sexuales con una menor, ¡es delito!”.

Sinclaire

Sinclaire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: